Cine en serie: Globos de Oro previsibles pero justos

Cine en serie: Globos de Oro previsibles pero justos

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Loading...Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Partiendo de la inconcebible desfachatez de estos premios por la casi total ausencia de nominaciones para “Breaking bad”, y la sonada pero silenciosa derrota, de la última y sublime temporada de “Boardwalk Empire”, el reparto de Globos de Oro fue previsible, pero al fin y al cabo bastante justo a grandes rasgos.

Y lo fue porque “Homeland” no es mi serie favorita del año (casi, casi), pero sí una de las mejores para todo el mundo, y por ello pocos peros se le podían poner a su coronación como mejor drama de 2011. Eso sí, veremos si el próximo año vuelve a colarse entre las grandes. Ojalá me equivoque pero apuesto a que ni aparece en los créditos. Mucho menos se puede discutir del recital interpretativo de Claire Danes en la misma serie que la ha llevado a ganar su tercer Globo de Oro como mejor actriz dramática. Aquí ni dudas, sólo tocó callarse y aplaudir.

Y también el resultado final fue previsible pero justo, porque no creo que haya actualmente una comedia más accesible y a la vez de tanta calidad, tanto en sus guiones como en sus interpretaciones, como “Modern family” (subráyese lo de accesible). Conclusión: Merecidísimo el Globo de Oro como mejor comedia de 2012. Y ésta sí que me parece que va para largo.

También estaban bastante cantados los de miniserie, o mejor dicho esa categoría donde se mete todo lo que sobra (y de cualquier manera), donde “Downton Abbey” (como mejor miniserie o película de TV) y Kate Winslet (por “Mildred Pierce”) repitieron el recién éxito cosechado en los Emmy. Por su parte Idris Elba (por su segunda temporada de “Luther”), fue el único que consiguió que arqueara las cejas con algo de asombro (y satisfacción) al alzarse como mejor intérprete masculino en esa misma categoría donde competía contra su compañero de ex -serie Jimmy McNulty, éste por “The hour”. Conclusión, en una categoría que se ha convertido en un binomio gobernado por la cadena de cable que todos conocemos, y la BBC y sus diferentes compañeras de país; HBO 1 – Dramas británicos 2. Poco más que añadir.

Y si Claire Danes se llevó a casa un cantadísimo y merecidísimo Globo de Oro, no menos merecido hubiera sido el que consiguió Kelsey Grammer por “Boss”, si Bryan Cranston no hubiera sido ninguneado en cualquiera de los años anteriores en que ha estado nominado por “Breaking bad” (y hasta por “Malcolm in the middle” si me apuras). Sólo basta con ver el piloto de “Boss” (quizás hasta sólo los primeros cinco minutos) para saber que nuestro querido Frasier se ha pasado al drama por la puerta grande. Grammer no sólo es que lo haya bordado, es que hasta impresiona, y eso es muy de premios.

Quizá Laura Dern (por “Iluminada”) y Matt LeBlanc (por “Episodes”) sean los únicos cuyas interpretaciones hayan sido las más sorpresivas y cuestionadas. La primera, por un papel y una serie que parece no había gustado a nadie, pero ahí está (tal vez porque a la prensa extranjera le encanta dar permios a famosas actrices de cine que se pasan a la televisión). Y el segundo, porque parece que había que premiarle, más que por hacer de sí mismo en esta serie, por el legado que ha dejado su ya mítico Joey Tribbiani de “Friends”. Pues sabes qué, que pensándolo bien, aceptamos barco.

Y para terminar dos de los premios más cantados pero no por ello menos certeros e incuestionables: Peter Dinklage como actor secundario por el inteligente y persuasivo enano de “Juego de tronos”, y Jessica Lange como mejor actriz secundaria por la enorme emotividad de su espeluznante vecina, cotilla y maquiavélica, en “American horror story”. Si el primer premio es más que justo, el segundo lo trajo desde casa “La Lange” en el bolso.

Resumiendo, premios para unos y otros, y al final casi todos tan contentos (bueno, quizá HBO no tanto).

PD: Y de la gala en sí mejor no hablar. Perdido el factor sorpresa, ni Ricky Gervais, bastante más comedido (y hasta poco acertado diría) consiguió que se me cerraran los ojos varias veces a lo largo de la noche. Debe ser que se dejó toda su genialidad y mala baba en su última creación “Life´s too short”. Otro año será.

Watanabe

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario